Teléfono: 955 29 01 53   Email: info@perrosguiadeandalucia.es   ASOCIACIÓN DE USUARIOS DE PERROS GUÍA DE ANDALUCÍA

Perros callejeros adiestrados para ser «médicos»

 

Han logrado un círculo virtuoso en el que se conjuga el rescate de perros abandonados, con la ayuda a personas enfermas. La Asociación Isara tiene la fórmula para convertir a  animales que recoge de la calle en «médicos» que transforman la vida de quienes necesitan una ayuda sobrellevar su enfermedad.

Los ejemplares que entrena esta asociación son capaces de detectar cuando un diabético tiene una bajada de azúcar en sangre. Se dan cuenta al principio del proceso, antes incluso de la persona y la avisan para que tome algún alimento que evite que se produzca. Ya hay cuatro enfermos que disponen de estos perros de alerta médica que pueden llegar a salvar vidas y que desempeñan su trabajo a la perfección. En paralelo, hay también cuatro perros que estaban en la calle y que han encontrado una familia en la que ser felices. «Son dos vidas, las que se salvan», afirman desde Isara.

Los perros se convierten así en una perfecta «máquina» de alerta médica. Es fácil imaginar, que junto a las capacidades perrunas hay de por medio una larga y abnegada labor de entrenamiento, que realizan en esta asociación. Lo primero es recoger muestras de saliva y de sudor de la persona diabética en el momento en el que tiene una bajada de glucosa. Con este material se le enseña al perro a detectar el momento en el que se produce y a dar una señal de aviso. No sólo eso, la formación del ejemplar es como la de un perro guía de invidentes. Saben comportarse en la calle y en el hogar para no molestar a nadie y obedecer siempre. Este proceso formativo va de los cuatro meses hasta un año.

 La experiencia ya ofrece frutos y transforma vida. Como la de Natalia, una chica de 15 años de Alcalá de Guadaíra con diabetes tipo 1 y otras complicaciones como malformación de Chiari, hipotonía muscular y descoordinación visomotora. Se encarga de cuidarla Apolo que ahora detecta con antelación la bajada de sus niveles de glucosa y la avisa a ella y su familia. De esta forma evita que pueda llegar a desmayarse, algo que ya no le ocurre desde que Apolo entró en su vida y hace que también tenga que tomar menos medicación. Por la noche, cada dos horas se despierta para oler y comprobar que todo va bien. Sus padres ahora están más tranquilos. Antes tenían que hacer turnos para ir al trabajo o al cine porque no podían dejar sola a su hija. Ahora han comenzado a confiar en su perro de ayuda y a retomar su vida. También se ha transformado la vida de Apolo, vino al mundo en una camada indeseada, un perro negro, cruce de podenco con labrador y que hubiera tenido muy difícil ser adoptado. Según explican desde Isara las posibilidades de adopción de un ejemplar así, de pelo negro y mestizo, se reducen casi a cero.

Otro caso es el de Marije, una mujer que padece diabetes desde hace 20 años. Suele tener bajadas por la noche, cuando está dormida. Su marido viaja con frecuencia y temía que una de ellas se produzca cuando está sola en casa sin que nadie pueda atenderla. Durante años la llamaba varias veces en la noche para ver si estaba bien. Ahora cuentan con Leo, un perro que pasa la noche a su lado y aunque esté dormido si su propietaria sufre una bajada la detecta por el olor y la despierta para que pueda comer algo y evitar que quede inconsciente. Actualmente trabajan con una perrita que se llama Lila, que ofrecerá su ayuda a Daniel, que tiene diabetes.

Isara comenzó con este programa hace un año y ya ha entregado cuatro perros a diabéticos y actualmente trabaja con otros dos ejemplares. Pero estos ángeles de la guarda con cuatro patas también pueden ayudar a otras enfermedades. Los han entrenado para personas con problemas de movilidad a las que ayudan a recoger cosas del suelo o cerrar puertas, para niños con autismo a los que ayudan a relajarse, crear vínculos y favorecer la empatía o para personas que tiene ataques epilépticos que también detectan antes de que se produzcan.

Detrás de la Asociación Isara, que tiene su sede en el polígono industrial Espaldillas, calle ocho, de Alcalá de Guadaíra, hay 60 voluntarios que aportan una cuota y su trabajo y colaboración para trabajar con los perros y sobre todo el trabajo y la pasión de Isabel Cárdenas, una joven de 25 años que es el motor de la iniciativa, adiestradoras de perros de alerta médica y que dirige el Proyecto Salvando Vidas. Aquí ha mezclado tres vocaciones, su amor por los perros; sus estudios, es licenciada en Psicología, algo que también le ayudan en esta labor y su vocación emprendedora. Y todo presidido por el deseo de ayudar a personas y animales. Son una entidad sin ánimo de lucro y son los únicos que ofrecen este servicio en Andalucía. Ellos se hacen cargo de la mitad del coste de todo el proceso de capacitación del perro para su función. Pero para poder ofrecer su ayuda a más gente les gustaría poder alcanzar un convenio con la administración o lograr patrocinios de forma que a los enfermos que a los requieren no les cueste el dinero, ya que se trata de mejorar su salud.

Para más información: www.adiestramientocaninosevilla.com

ACTIVIDADES AUPGA

Detalles de contacto

AUPGA (Perros Guía de Andalucía)
c/Resolana 30, Sevilla (41002)

Email: info@perrosguiadeandalucia.es
Teléfono: 955 29 01 53

Visitas

42379
HoyHoy140
AyerAyer191
Esta semanaEsta semana1009
Este mesEste mes2834
TotalTotal42379
Día record 11-17-2018 : 389
Statistik created: 2018-12-15T20:40:53+01:00
UNITED STATES
US

Visitas desde el origen de la web

Visitas del artículo
187886